Género Quercus en Collserola (Tibidabo) (Barcelona) (Segunda parte)

 
Género Quercus en Collserola (Tibidabo) (Barcelona) (Segunda parte) | Album de fotos | grupo QUERCUS PUBESCENS | grupo de QUERCUS PETRAEA | grupo QUERCUS CANARIENSIS
 
Género Quercus en Collserola (Tibidabo) (Barcelona) (Segunda parte)
 
 
Roureda (Font Groga)
En esta segunda parte se tratan los grupos de Quercus pubescens, cerrioides, petraea, canariensis, Q. faginea, Q. robur, así como las especies alóctonas de Quercus en COLLSEROLA.
También se adjuntan los datos generales complementarios.

PRIMERA PARTE
Cliquear sobre este vínculo para ir a la primera parte
.

.
Este no es un documento definitivo. El autor no se considera responsable de sus posibles errores, y lamenta la falta de colaboración por parte de las instituciones públicas a la hora de facilitarle información.
El autor agradecería que los aficionados a la botánica le enviaran muestras de hojas de ejemplares de robles fácilmente localizables o monumentales de cualquier parte del mundo.
Grupo de Quercus pubescens
— — var. cuneata
— —var. eumediterranea*
— —var. pubescens
— x ilex [pseudoturnerii]
— x ilex (=subalbescens)
— x robur (=kernerii)
— x petrae (= calvescens)
— —x cerrioides
— —x subpyrenaica
— x canariensis (=desmotricha)
— x cerrioides (=anselmii) cf.cerrioides
— x pyrenaica(=firmurensis) cf. firmurensis

Paradójicamente el Roble Típico, Q. pubescens (=Quercus humilis), no es el más común de los Robles en Collserola. Muchos botánicos que siguen las directrices de las “autoridades” actuales hablan sólo de Quercus humilis y de Quercus cerrioides en Collserola. Hay un litigio continuado entre cuál debería ser la denominación correcta: humilis o pubescens. Flora Europaea y los tratados de amplia envergadura sobre Quercus dan preferencia a la primera, por ser más antigua. Pero la segunda es más conocida entre los botánicos españoles e incluso los franceses (aunque no me atrevería a decir que en su mayoría). Ignoro si mi visita al INRA de Burdeos, hacia 1974, tuvo algo que ver con que, después, en España se tendiera a aceptar la versión del INRA (humilis) mientras que en Francia hubo una tendencia a aceptar el “nomen nudum” que había defendido apasionadamente (pubescens) yo allí.
Esta especie de Roble se caracteriza por las hojas bastante recias, oscuras por el haz ya a las pocas semanas, si bien la copa aparece gris cuando emergen las primeras hojas. Las ya algo adultas son marcadamente pelosas por el envés, con lóbulos irregulares, sencillos, bastante obtusos. Puede entenderse el grupo de Quercus humilis como formado por dos subespecies: lanuginosa, pubescens. Aunque prefiero hablar de especies del mismo grupo. La primera tiene las hojas grandes y membranosas, muy planas. La segunda tiene las hojas coriáceas medianas e irregulares, con dientes grandes en planos ondulantes.

Quercus pubescens var. santiverii*, se halla representada seguramente por más de un ejemplar en la interesantísima loma entre Can Gelabert y La Salut. El más castizo crece pegado a un Pino Piñonero. Tiene las hojas bastante coriáceas y las escamas de la cúpula obtusitas, pero no demasiado anchas en el ápice. Existía también un ejemplar cerca de Can Borrell, hacia la carretera (pista) de Cerdanyola. Se caracterizaba por hojas medianas enteras, lanosas en ambas caras, blanquecinas, elípticas, agudas en ambos extremos, con dientes semi-obtusos muy poco marcados o apenas perceptibles en los bordes, apiculados, es decir, sin lóbulos o apenas éstos visibles, siendo el limbo en forma de hoja de Haya. Destacaba por su lanosidad blanca que recubría todas las hojas en ambas caras. Desapareció por un error político. Tenía sólo 3 m de alto y estaba en el margen del campo grande, al empezar la subida. Debe tratrse de un estadío juvenil.


[Parece ser que el masovero y gerente del restaurante de Can Borrell se quejó a las autoridades del parque porque no le ayudaban a dejar expedita la pista q ue une la masía con la carretera de Cerdanyola con ocasión de una nevada que había hecho caer muchos Pinos que obstaculizaban el paso de vehículos. La ayuda vino meses más tarde, una vez el propietario ya había hecho la labor principal. Como para figurar, se cargaron a unos cuantos Robles cercanos a la vía sin asfaltar, para luego disimular su error colocando un cartel de limitación de velocidad].

También hay ejemplares de esta variedad nueva en la ladera umbría de la Font del Rector (vall de Sant Just), al Norte de Can Badó, y en el collado entre el Coll de la Vinyassa y la Torre de Miralluny.

Otra variedad de Quercus pubescens con hojas cuneadas bastante pequeñas puede hallarse cerca de Can Borrell, en el lado del bosque de la pista que rodea el campo grande dirección a Cerdanyola. Provisionalmente puede adscribirse a la var. cuneata Gavioli. Se halla, por ejemplo, enfrente del desaparecido Q. santiverii, cerca de Can Borrell, yendo hacia Cerdanyola. También en el margen, yendo también ghacia Cerdanyola, debajo del Pi d’En Xandri. En el macizo se halla en el Turó d’En Cors, entre la Inmaculada y Villa Paulina, y en las cimas de Els Turons de Can Pascol. También en la finca de Can Costa, en las lomas superiores. Y quizá dispersa por muchos otros parajes de Collserola. La he visto también, por ejemplo, en la zona de Tavèrnoles (Plana de Vic) entre ejemplares típicos.
Después de observar unos cientos de ejemplares de la zona costera y del pre-pirineo, se puede concluir que hay dos variedades principales de Quercus pubescens. La de la costa tiene las hojas más peludas, más blanquecinas, con más nervios, más densos, recordando esta nerviación a la de los de Quercus huguetiana. Podría hablarse de var. eumediterranea*. De esta variedad de la costa hay ejemplares típìcos en Can Caralleu. Los he visto, por ejemplo, en La Sentiu (Gavà). Las hojas son más alargadas qu en la var. santiverii.

En cambio, algunos de los del pre-Pirineo, tienen las hojas con menos nervios y son menos peludas por arriba (haz). Supongo que debe tratrse de la var. pubescens. De esta variedad del pre-Pirineo, hay algún ejemplar en la Vall de Margenat (sobre la Font del Bou) y en la zona al Norte de TV2 de Sant Cugat, hacia Sant Quirze, al iniciar la pista de bajada. En el macizo, especialmente en la zona de los valles centrales de la umbría, o en las hondonadas más húmedas de la solana, domina la variedad o subespecie típica, con lóbulos bastante obtusos.
Durante muchos lustros se aceptó la ssp. palensis como la única presente en toda Cataluña. Pero DOMINIQUE BEZIAT re-descubrió bastantes ejemplares en la zona de Guindalos, donde Palassou describió los ejemplares tipo. Y eran de hojas muy grandes (> 20 cm), con dientes triangulares dispuestas en planos ondulantes. Yo sólo he visto algunas hojas parecidas en los rebrotes de algun Quercus pubescens de la FMS o en el pre-Pirineo de Lérida (Sentís).
Plantado en las inmediaciones de la Font de la Beca, un ejemplar de Roble de hojas de 10 x 3 cm, debe adscribirse a un cultivar denominado Quercus pseudoturnerii. Las hojas están regularmente aserradas, y son de color verde pálido allí. Pero son de color verde muy oscuro poco más allá del Ideal Pavillon, en los árboles plantados en el borde del valle de la carreterita que se dirige hacia la Escuela Judicial. Curiosamente, en Israel pueden hallarse ejemplares parecidos, cultivados (en el Shom Rad de San Juan de Akko). Se dice que se trata de un híbrido entre Quercus pubescens y Q. ilex.
Localicé otro híbrido entre ambas especies, en este caso natural, en la misma explanada culminal del Tibidabo (zona de aparcamiento sin asfaltar), plataforma de visualidad espléndida hacia el valle de Gausach y hacia el Pirineo (en días muy despejados). A simple vista, cuesta decidirse por definirlo como un Roble o como una Encina. Debe tratarse de la hibridación entre Quercus ilex ssp. ilex y Quercus humilis que AIMÉE DESIRÉE CAMUS describió como Quercus subalbescens. Este ejemplar difiere de la descripción original por el ápice del limbo foliar más agudo, por tener 6-9 pares de nervios secundarios (en vez de 5-7) y por ser las hojas oblongas de bordes paralelos, en primavera, aunque sí sean ob-oblongas en otoño. La Encina progenitora debe de ser Quercus ilex ssp. ilex var. marcetii en este caso. Y el Quercus humilis debe estar hibridado con Q. desmotricha y Q. subpyrenaica.

Probablemente Quercus kernerii (humilis x robur) esté presente en las cimas dels Turons de Can Pascol, a lo largo de l’Arrabassada (más arriba de Can Bell), en la solana del Puigmadrona y en la umbría de Vista Rica.

Dentro del grupo de híbridos del Roble Típico (Quercus humilis), hay un híbrido muy corriente en Collserola. Es Quercus calvescens (humilis x petraea). Sus características no coinciden exactamente con el promedio de los valores de los progenitores. Las hojas son más alargadas y muy peludas-blanquecinas en el envés. En algunas ramas, hay hojas terminales adpresas, muy estrechas (del tamaño de un dedo índice), lobado-aserradas, blancas-lanosas en el envés, cuya figura recuerda a las apicales de Quercus castanaefolia del Cáucaso. Lo más corriente es que al descubrir un ejemplar de Quercus calvescens nos veamos obligados a buscar, con éxito, a sus progenitores en las inmediaciones. En general son Quercus petraea o Quercus huguetiana de un lado, y Quercus humilis sensu stricto, de otra. En este grupo podrían incluirse híbridos entre Q. humilis sensu stricto y Q. petraea sensu stricto o entre Q. humilis sensu stricto y Q. huguetiana.
Podría considerarse también el híbrido calvescens x cerrioides, que se halla según mi parecer en la ladera oriental del Puig Madrona.
Hay casos más complicados, en el valle de Can Ferriol, en los que parece intervenir Q. faginea, Q.humilis cuneata, Q. petraea y Q. huguetiana, al menos, a juzgar por la apariencia de las diferentes ramas de un mismo ejemplar.
También Quercus subpyrenaica parece intervenir en Can Caralleu y en el valle al Este del Puig Pedrós de l’ Obac.
El ejemplar que tenía como tipo en el macizo se hallaba en la cuesta que une la carretera sobre el Idesal Pavillon con la Torre Foster. Defendido heroicamente por C. JORDÀ durante muchos años, recientemente (2003) ha sido eliminado.
Otro híbrido de este grupo es Quercus desmotricha, entre canariensis x humilis. Aparte las hojas típicas de Q.canariensis var. carpinifolia, algunas ramas de este tienen las hojas inconfundibles de Q. humilis. Su abundancia en las solanas es difícil de contabilizar. Al menos está presente en la finca del Marqués de Sentmenat, en la umbría de la Font de la Budallera, en el Coll de S’ Erola, entre Vista Rica y el Turó de Magarola y en los márgenes de los campos al N de Can Borrel (hasta la zona del Pi del Xandri). A grosso modo, hay muchos ejemplares que conservan algunas hojas verdes en invierno con formas intermedias entre las de Quercus canariensis var. carpinifolia y Quercus pubescens, por ejemplo en Vil•la Joana y en el valle central entre Vallvidrera y la Floresta. Por otro lado, un ejemplar en el lado del valle, en la carretera de las aguas, por encima de Casa Barja, tiene algunas hojas que recuerdan la var. mirbeckii y otras a Q. pubescens. Se trata por tanto del mismo híbrido, aunque en este caso es más fácil de identificar, por los progenitores, si bien las hojas son algo mayores de 7 cm que es la talla “oficial”. En el Turó d’En Cuiàs y en toda la loma hasta el turó d’En Cuiàs Mort abunda la forma típica de Q. desmotricha.


Grupo de Quercus cerrioides
—cerrioides
—x fontquerii (=pauii)
—x pauii (=pontianus*)
—x canariensis (=anselmii)
—x petrae (=costae)

Durante el siglo XX se aceptaba que Q. cerrioides o Roble Mediano, era una subespecie de Q. faginea (SCHWARZ, MASCLANS) o bien de Q. humilis ssp. palensis (CAMUS) por introgresión hacia Quercus faginea. A este híbrido entre Q. faginea x Q. humilis habría qure llamarlo Quercus subpyrenaica, según C. VICIOSO. Recordemos que las hojas de Q. pubescens tienen pilosidad medianamente abundante por arriba (haz) y las de Q. cerrioides no. Y que los estigmas de Q. faginea son erectos yconfluentes, con el ápice repentinamente revuelto brevemente. ORIOL DE BOLÓS suponía, en una visión sintetista extrema, que Quercus subpyrenaica (=allorgeana) equivalía a Quercus cerrioides. Él conservaba la idea que había heredado de sus antepasados botánicos, de que COSTA quiso caracterizar a los Robles de Collserola a la vista de que no encajaban con lo descrito hasta entonces. Así, o bien para ahorrar trabajo, o bien para asegurarse un tanto a suertes, COSTA debió convencer a WILLKOM para caracterizar más o menos a esta nueva especie. La versión de C. VICIOSO es considerar que los lóbulos irregulares no dentados (ni apiculados) y los estigmas erectos y algo soldados de Quercus subpyrenaica son signos suficientes para evitar la confusión. Claro, que la ondulación irregular de Q. subpyrenaica y la regularidad del plano de la hoja de Q. cerrioides sería un factor más a añadir. VICIOSO aseguraba haber encontrado, dispersos por Collserola, bastantes ejemplares de Quercus cerrioides. Creía que Quercus pubescens ssp. palensis se ha formado por la hibridación entre Q. cerrioides y Q. pubescens. ssp. lanuginosa. Para complicar más las cosas, RIVAS MARTÍNEZ & SÁENZ suponen que Quercus cerrioides se formó por hibridación entre Quercus subpyrenaica y Quercus canariensis. Avalaría esta hipótesis algún ejemplar de la umbría de la Font de Can Ferrer, de la cima de Els Turons de Can Pascol o del fondo de valle de Margenat y de la zona de la Flor de Maig. Hay algunos ejemplares dipersos en Collserola que se adaptan bastante a lo descrito por C. VICIOSO como Quercus cerrioides: en la zona de La Floresta (Caseta Blava); en la loma entre Vista Rica y en el Coll s’Erola; en la umbría de la font de l’Espinagosa; en el valle de Can Catà (más abajo de la casa); y en el Torrent del Cargol (al S de Montcada), en la cima Norte de la Serra de Na Joana, etc. En sentido estricto es atribuible a Quercus cerrioides también un ejemplar poco más arriba de Can Borrell. Y quizá algunos de la zona de Can Costa y unos pocos en la hondonada del valle de Margenat. El grupito de Robles en la linde superior NE de la FMS podría encasillarse también en Quercus cerrioides, aunque presenta características distintivas de la zona, como la regularidad elíptica del contorno de las hojas y la aún mayor regularidad en el lobulado. Quizá se trate de un híbrido entre Q. cerriodies x subpyrenaica. Una cuestión peliaguda es la de discernir si los ejemplares con hojas medianas algo anchas y lanosas, cuando jóvenes, con lóbulos apiculados regulares, corresponden siempre a Quercus cerrioides. Desde luego, hay un cambio enorme en algunos árboles de la etapa de foliación a meses más tarde. Y hay árboles que nunca presentan esta lanosidad tan tupida. Ignoro a qué ejemplares se refieren la mayoría de botánicos contemporáneos míos (RÍOS CALVET, etc.) cuando ven muy abundante Quercus cerrioides en Collserola. MALAGARRIGA consideraba que en Collserola, dentro de los Robles con amentos masculinos claramente hirsutos, los de hoja con reverso no glauco-céreo eran todos Quercus cerrioides. Desafortunadamente, no puedo discutir del tema con este apreciado alumno de FRÈRE SENNEN. MALAGARRIGA citaba Q. cerrioides de Sarriá, Valldaura y Horta. Quedaría Q. pubescens dentro del grupo, pero él o lo olvidó o quería dar preferencia a la especie catalana. Los lóbulos mucronados apiculados son típicos de Q. cerrioides y muchas hojas del grupo de los Q. pubescens no las tienen así.
Por otro lado, también con certidumbre puede hallarse Q. pauii en la zona de Can Castellví (La Rierada), a los lados de la cuesta de la carreterita principal, debajo la casa de colonias. Siempre tiene las hojas bastante brillantes. También hay un bonito ejemplar en el torrent del Cargol (o d’En Tapioles) algo más abako (al Norte) del punto más bajo del cementerio de Collserola. También el ejemplar superior del Turó d’En Cors parece ser Q. pauii, encima del de Quercus faginea.
Seguramente, en Collserola, se confundieron muchas veces Quercus costae, Quercus petraea, y Quercus calvescens con Quercus cerrioides.
Quercus cerrioides tiene (o debería tener) las hojas planas, algo coriáceas, alargadas pero no estrechas (limbo de 7 x 5 cm), con lóbulos algo arqueados, triangulares (lados en ángulo de 45º o algo más), muy regulares y acabados en mucrón membranáceo. Los estigmas deberían ser alargados, libres, y divergentes desde la base. De todos modos, haría falta segregar algunos tipos para delimitar nítidamente las características de Quercus cerrioides, o bien describir y nombrar unas cuantas variedades dentro de la especie.
Por ejemplo, una de hoja ancha y envés lanoso, con pocos lóbulos. Otra como la anterior, pero lanosa por el haz también y con lóbulos menores. Otra de hoja grande, poco lanosa. Otra de hoja mediana, estrecha, con algún lóbulo pequeño intercalado, de limbo muy plano de color muy oscuro. Ésta seria la variedad típica, a juzgar por el herbario de la UAB, que supongo procedente de la zona de Can Costa. Y otra de limbo arqueado, plegado, de color verde claro.
En la pista de más arriba del Club de Tenis Diagonal, en la umbría de Sant Pere Màrtir, por ejemplo, hay algunos ejemplares típicos de Quercus anselmii (=cerrioides x canariesnis). Quercus anselmii había sido citado del Rabassalet por varios botánicos (BOLÓS, MONTSERRAT, VICIOSO) que lo vieron yendo juntos. Ahí se trata de ejemplares muy robustos y altos, a los lados de la carreterita a Can Cortés, producidos probablemente por la hibridación entre Q. cerrioides x Q. canariensis ssp. mirbeckiii). Unos ejemplares destacables son también los de la calle Esteve Terrados, detrás de la fundación LEXIA, en el barrio del Hospital Militar de Barcelona. Parecen la hibridación entre cerrioides x viveri (=anselmioides*). Y, finalmente, en Cal Mandri, se halla un ejemplar modesto pero notable que parece ser el resultado de la hibirdación entre cerrioides x canariensis salzmanniana. Primero lo había clasifiacdo como salzamanniana típico, pero habría que tener más en cuenta los pelos de las hojas que son largos y estrellados algunos y no simplemente fasciculados convergentes y no soldados en la base.
Existen Robles de hojas medianas, con márgenes ondulados y lóbulos triangulares (de lados no paralelos o casi), casi punzantes. Estos híbridos, en conjunto, no son demasiado abundantes en Collserola.
Los híbridos entre Q. cerrioides y Q. huguetiana (=Quercus costae), y entre Q. cerrioides y Q. petraea (sensu lato) no son raros. Quercus costae abunda en zonas de la ladera SE del macizo. Me gustaría considerarlo como una especie hibridógena, pero ya independiente. Está también en la zona de la umbría al Norte de Vista Rica, en Els Turons de Can Pascol, y en el Coll del Penitent (Rabassalet). En el Coll del Penitent, los ejemplares del jardín de la torre con tejado de pizarra tienen muchas hojas con dientes romos, siendo el limbo algo ondulado, no plano. En cambio, los ejemplares situados encima de la calle, en el lado inferior de la pista ascendente hacia el SE, tienen hojas muy planas, con dientes agudos. Muchas hojas recuerdan ahí a las de Quercus huguetiana, pero son algo más estrechas y menores (9 x 4 cm). Otras son aun menores (7 x 3 cm/ 7 x 2 cm)), pero siempre tienen la red terciaria muy destacada, no tienen nervios sinusales, y mantienen en otoño sólo reminiscencias de la lanosidad cerca del nervio central (unos pelos son simples, otros estrellados). Con todo, el limbo parece más estrecho que el de Q. cerrioides y no acaba con pocos dientes, si no que en el ápice los dientes se hacen algo más numerosos. Se diría que los ejemplares del jardín son “hembras” y los del bosque “machos”. O que los primeros recuerdan más a Q. petrae y lo segundos a Q. cerrioides. Por el tamaño, destaca un ejemplar muy robusto en la zona de Can Caralleu, justo debajo de la carretera de las Aguas, en la parte superior de la finca del marqués de Senmenat. En la misma finca, en el borde levantino en frente de la curva de la carretera de Vallvidrera y algo más abajo hay algunos ejemplares de tamaño mediano. Algunos muestran las bolitas lanosas blancas o rosadas producidas por el parásito Andricus quercusramuli. En la zona adyacente (superior e inferior) hay ejemplares de hojas más anchas, elípticas, típicas de este rincón. Otros ejemplares ya más ordinarios pueden hallarse en en la finca Gras de Pedralbes; por encima de la pista entre la residencia de la Sagrada Familia y Can Sauró. Entre Can Sauró y Can Llevallol, en la hondonada a media altura, puede que abunden en estado más o menos puro. Al principio de la primavera pueden divisarse y distinguirse muy de lejos, debido a su tonalidad verde amarillenta o verde muy clara. Tienen hojas sin nervios sinusales (o casi sin). No tienen las hojas recias, ni las tienen lanosas cuando jóvenes. Los lóbulos son a veces más agudos (en hojas más alargadasa) y a veces más romos (en hojas más anchas), pero casi siempre mucronados. La lámina suele ser ondulada en los bordes, no plana. Algunos ejemplares conservan la hoja (algo ancha) ondulada, verde hasta bastante adentrados en el invierno, de color muy claro (encima de Vil•la Joana). Cabría añadir al grupo el híbrido entre Q. anselmii x faginea (véase en Quercus faginea). También el de Q. elisae con Q. cerrioides, que parece formarse en la loma entre el barrio de la Mina y el Coll de la Torrefera. No es estraño que algunos ejemplares hagan pensar en Quercus castaneifolia. Pero tienen la corteza rugosa, aunque con cierta regularidad longitudinal.

Grupo de Quercus petraea
—ssp. petraea
— — var. platyphylla
— — var. laciniata
— — var. cuneiforme*
— ssp. huguetiana

Creo que son realmente raros en el macizo los ejemplares de Roble Albar, Quercus petraea, sensu stricto. Es de suponer que en épocas anteriores, de clima más frío, debía dominar, como domina, por ejemplo, en la zona de Moià ahora (junto a Q. subpyreniaca y Q. costae). Atestiguaban esta antigua tendencia los ejemplares milenarios como el de Can Gelabert. Quercus petraea tiene básicamente dos subespecies: petraea y huguetiana, pero me gustaría elevarlas al rango de especies diferentes, para poder hablar más tranquilamente del híbrido entre ambas, ya que a veces domina el híbrido petraea x huguetiana.

Ahora, en la umbría subculminal del macizo, domina en algunas zonas Quercus huguetiana (=Quercus petraea ssp. huguetiana)(=Quercus mas), que llega a formar masas forestales extensas en las umbrías sub-culminales, en especial hacia Cerdanyola. Se caracteriza por sus hojas coriáceas, grandes, marcadamente obovales, es decir, mucho más anchas en el ápice que en la parte media y por la carencia (casi) de nervios sinusales, aunque los tiene (especialmente hacia la base). En invierno, algunos ejemplares conservan bastantes hojas, lo que hace sospechar, como ya intuyó LLORENÇ SÁEZ, acerca de su afinidad con Quercus canariensis. Pero se separa de esta especie polimorfa, por su nerviación secundaria escasa y por la ausencia de cera en el envés. Al comenzar la foliación, este grupo de especies (Q. petraea s.l.) se distinguen de los Robles vecinos de otros grupos porque tienen hojas de un verde muy claro o amarillento. Un buen ejemplar está en Sant Cugat, al S de la colonia de jesuitas, entre la torre Alba i Can Beltran. En los valles occidentales del macizo, principalmente, hay ejemplares de características intermedias (petraea x huguetiana), o con ramas de ambos tipos, que suponemos híbridos.
Quercus petraea sensu stricto (=var. platyphylla) es bastante raro, pero fácilmente detectable por sus hojas de tamaño menor y estructura cuadrangular alargada y los nervios sinusales bastante presentes. Un ejemplar modélico está al lado de la pista entre Can Llevallol i Can Sauró. Otros se hallan en la umbría debajo de Can Rocamora (la Rierada).
Además, escasea una variedad de hojas intermedias, de lóbulos redondeados más o menos acusados, que he visto en la región de Axat (Francia), por ejemplo y, en el macizo, sólo en la umbría de la Font Groga y en la finca de Can Catà, atribuible a la var. laciniata.
Los raros ejemplares de la umbría de la loma entre Can Gelabert y La Salut tienen hojas grandes (10 x 3 cm) alargadas, de color verde claro, con pocos nervios (4-5), distanciados, y lóbulos agudos muy anchos. Probablemente deben determinarse como Quercus petrae var. laciniata.
También, en la misma finca de Can Catà (y sobre Can Costa) hay ejemplares de hojas cuneadas casi enteras que podrían catalogarse en una variedad nueva (var. cuneiforme*), que conserva las hojas secas en invierno en las ramas.

Grupo de Quercus canariensis
canariensis —var. salzmanniana
—var. carpinifolia
—var. mirbeckii
—var. fissa*
—var. elongata*
—var. ovata*
—var. pseudocastanea*
— — x viverii
—var. orbicularis*
—var. infirma*
—x petrae (=viverii)
— viverii x canariensis
— viverii x robur x cerrioides (=elisae)
— — elisae var. elisae (=major)
— — elisae var. media
— viverii x humilis
—canariensis x cerrioides (=anselmii)
—var. atrovirens*

Los ejemplares de Quejigo Mayor, Quercus canariensis, son difíciles de contabilizar. La variabilidad de la especie es notable. Se acepta subdividirla en 3 variedades. La var. salzmanniana se caracteriza por sus hojas cuadrangulares alargadas casi elípticas, extraplanas, muy coriáceas, medianas (12 cm), con bordes sólo ligeramente festoneados. Sólo he visto algunos ejemplares: uno en mi casa (Cal Mandri), otro en Santa Creu d’Olorde (cerca de las escaleras hacia el Oeste), otro en Sant Cerbià, otro al Norte de Vista Rica, otro en el valle de Can Catà (más abajo de la casa), y otro en bosque de Vil•la Joana. Finalmente, algunos ejemplares robustos resaltan en los bordes de la carreterita entre l’Arrabassada i Can Coretés (en la umbría). Pero es difícil negar que pueda haber bastantes más ejemplares.
La var. carpinifolia se caracteriza por sus hojas pequeñas (8 cm), elíptico-obovales, o casi ob-triangulares, con lóbulos laterales subagudos claramente marcados. Tiene un aspecto parecido a Q. pubescens, pudiéndose hibridar con ésta para formar Q. desmotricha. Abunda más o menos en las partes bajas de las umbrías o parajes frescos de las solanas. Un ejemplar bastante completo es de detrás del jardín vallado de detrás (S) de la fundación Montero, en la zona de la Flor de Maig. Pero algunas hojas jóveens recuerdan a las de Q. subpyrenaica, por lo que podría tratarse como Q. cerrioides en el sentido de RIVAS.
En Can Catà y en el fondo de Margenat puede verse algún ejemplar de hojas menores, atribuible a la hibridación con Q. faginea.
En la parte oriental de Els Turons de Can Pascol, hay algún ejemplar hibridado con Q. numantina. Y cerca de la Font de l’Espinagosa, hibridado con Q. montserratii.
La var. mirbeckiii se caracteriza por sus hojas grandes (> 20 cm), oboblongas, muy atenuadas en su base, con festoneado y lóbulos numerosísimos, recordando las hojas de Prunus avium, pero con pedúnculo más largo (4 cm). La he visto en la umbría de Can Cortés y en la umbría entre Can Illescas y Can Campreciós. No hay que confundir esta variedad con Q. elisae var. elisae, con pecíolo muy corto y limbo con menos lóbulos (más amplios) y con nervios escasos, muy separados y arqueados, y contonro oboblongo y que crece en la umbría de la Font Groga, por ejemplo.
Una nueva variedad de Quercus canariensis tiene hojas de tamaño similar a Quercus elisae, pero forma menos oboval, con escasos y casi agudos lóbulos que llegan hasta la mitad (hacia el nervio central). Pueden hallarse en la zona de la umbría de la Font Groga, entre varios híbridos (viverii, elisae). También lo vi en la umbría del castillo de Burriac (Argentona). Podría denominarse Quercus canariensis var. fissa* y, probablemente, se ha formado por introgresión hacia Q. cerrioides.
Pero yo aprecio aún una quinta variedad que me atrevo a denominar var. elongata* y que he visto sólo en cuatro puntos: en la cima del Turó d’En Cors; en Can Masdéu; en el puente de la Rierada algo más arriba de Can Campreciós; y casi en la misma cumbre del Tibidabo, junto a la plataforma de visualidad hacia el Norte (hibridado con Q. ilex). Sus hojas son marcadamente alargadas o estrechas. El limbo no es excesivamente plano. Tiene 10 cm de largo por 2.5 cm en los entrantes y 4-4,5 cm en las partes más anchas. Tiene 5 lóbulos redondeados (< 1cm) muy obtusos y anchos. Los nervios laterales 4-5 se dirigen hacia el margen rectos (45º) y alternan con otros incompletos (3-4) que se dirigen hacia los senos entre lóbulos o aún hacia la mitad de algún lóbulo (especialmente el basal). El pecíolo es peludo (1.2-1.5 cm), como en envés de la hoja, con pelos blanquecinos fasciculados (y sólo en parte ramificados). Como casi todos los Robles, pierde en invierno parte de la pilosidad, por ronchas, en el envés. Las yemas son obovales, de color pardo claro, de 7 x 5-6 mm. Ahí parece que la introgresión sea hacia Quercus ilex.
Una sexta variedad (ovata*) se halla en la finca (reserva natural particular) de Can Catà. El ejemplar de Cal Mandri tiene algunas hojas como las del valle de la Sentiu (Gavà), donde por primera vez vi esta variedad. Un ejemplar del fondo de valle de Margenat es atribuible a la hibridación entre Q. canariensis ovata x faginea. Allí en la Sentiu, (y en Can Catà) el pecíolo de las hojas es muy largo (4 cm) y el limbo es claramente oval (4-5 x 7 cm).
Y aún podría describirse una séptima variedad, de hojas parecidas a las del Castaño. Es normal que algunas hojas jóvenes sean así (como las del Castaño) en la var. salzamanniana y carpinifolia, y en Quercus elisae. Pero esos ejemplares diferentes las tienen grandes (como la var. mirbeckii), aunque con dentado agudo muy regular, más espaciado. Podría denominarse provisionalmente var. pseudocastanea*. Se halla, al menos, en Sant Cerbià i en Can Sauró. En la umbría de Can Ferrer, un ejemplar parece ser el resultado de la hibridación entre Quercus canariensis ssp. pseudocastanea y Q. viverii.

Una penúltima variedad a describir sería la variedad orbicularis*. Es muy rara en Collserola. Sólo la he visto en lo más recóndito de la parte central de la finca del Marqués de Senmenat y en algún otro lugar que no puedo recordar. Tiene las hojas de algo más de 15 x 10 cm, con lóbulos escasos regulares poco profundos, dando la apariencia de una elipse. En cambio, en la zona del Corredor (Maresme) es abundante, aunque suele tener las hojas algo más lobuladas que en Collserola.

Hay bastantes ejemplares de Robles que presentan todo el año pocas hojas dispersas en la copa, sólo en las ramitas terminales. La describo con el mismo nombre que otros especialitas, cuya traza no me es posible seguir con certidumbre, propusieron: var. infirma*. La mayoría presentan hojas de 6,5 x 3 cm cortamente (0,75 cm) pecioladas, sólo peludas en el nervio principals (pelos fasciculados algo rubios), con 5 pares de nervios secundarios (más un par sinusal, a veces), con lóbulos cuspidados apiculados (menores loas basales y apicales). A veces pueden llegar a ser casi enteras o irregularmente lobuladas sólo en parte, y otras tienen lóbulos anchos cuspidados. Algunos ejemplares presentan sólo hojas menores, peludas (pelos fasciculados algo rubios abundantes en el envés y bastante presentes en el haz), de 3 x 1,75 cm, hendidas hasta la mitad por 5-6 lóbulos, y prácticamente sésiles. A veces pueden verse brotes con ambos tipos de hojas surgiendo de la misma zona de la corteza. También puede haber hojas mayores que las típicas, más anchas (y glabras) (6 x 4 cm) o más largas (9 x 4,5 cm) y peludas (por el envés). Las bellotas son elípticas (2,3 cm), glabras, con cicatriz basilar con 20 puntos alrededor. Y la cúpula (hemisférica), de 1,4 cm, tiene escamas muy imbricadas, con giba basal ancha de color rojizo oscuro cubierta por una casi contínua capa puberulenta y provista de una lengüeta central lanceolada de color más claro. Se halla en la loma entre Cal Gelabert y la Salut, en el valle de Gausach y en la umbría de Can Ferrer, en Can Ribes (Arrabassada) (hacia el viaducto) y en la umbría entre l’Espinagosa y Can Cuiàs. Y en la interesantísima loma situada a medio camino entre Can Gelabert y La Salut, hay más de un ejemplar cuyas hojas recuerdan a los Quercus petraea de Turquía. Provisionalmente los adscribía a la hibridación entre Quercus petraea ssp. platyphylla x Q. pyrenaica var. brachyloba x Q. faginea, pero, a la vista de que en invierno no pierden las hojas (o más exactamente, que se comportan todo el año como semi-perennifolios) y de que todo los pelos parecen ser fasciculados (aunque en el haz algunos parezcan estrellados) paso a considerarlos como variedad nueva de Quercus canariensis (var. infirma*), muy próxima a Quercus montserratii.




Por lo que respecta a los supuestos híbridos, las hojas de Quercus viverii, son muy heterogéneas en una misma rama. Las mayores, de 20 cm, son oboblongo-suborbiculares, casi obtriangulares a veces, o casi cuadrangulares otras, convexas en primavera, y más planas en otoño, con festoneado variable según la época del año (algo más acusado en invierno, menos en primavera). Por esto, apoyo en parte la idea de C. VICIOSO, considerando Q. viverii como una especie hibridógena originada a partir de Q. petrae y Q. canariensis. Pero me gustaría más aceptar que se trata de una especie ya independiente. Aunque podría ser el resultado de la hibridación entre Q. calvescens (=humilis x petraea) x Q. elisae (=robur x canariensis). Las ramas floríferas nos hacen rehuir de la tentación de adscribirlos a Q. robur. Las ramas bajas o estériles de Q. viverii llevan hojas medianas que recordarían a Q. pubescens o a Q. petraea var. platyphylla, sin perder el grosor típico de Quercus canariensis.
Las diferencias entre Q. vivierii y Q. elisae (major) son muy pequeñas. En principio Q. vivierii tiene los pecíolos muy peludos y de color claro y Q. elisae glabros y negros. Y las yemas son de 7-8 mm en Q. viverii y de 2-3 mm en Q. elisae. Q. viverii tiene las hojas muy coriáceas y Q. elisae membranosas. Q. viverii las tiene muy peludas por debajo al principio y Q. elisae casi glabas (salvo áreas con copos). Las hojas menores de Q. viveri recuerdan, por la forma, a las de Q. petrae o a las menores de Q. canariensis var. carpinifolia, y las menores de Q. elisae recuerdan a las de Q. robur o a las medianas de Q. tubauii. Q. viverii parece preferirr ambientes algo soleados y Q. elisae ambientes muy sombríos.
Un ejemplar monumental de Q. viverii se halla en Les Planes, en el fondo de valle (en la confluencia con el Torrent de Can Castellví). Otro típico se halla al lado de la pista al norte de la planta municipal aniquiladora de perros, justo 300 m al W y encima de la Font de la Serp. Pero muchos ejemplares están dispersos por el valle de Gausach, en la zona subculminal y central.
[Es muy interesante su presencia el países tan alejados como Moldavia. Supongo que FRÈRE SENNEN se alegraría también mucho por ello. Fue quien describió esta especie. Concretamente, me enseñaron una muestra (hojas, ramas, bellotas) de un bosque cercano al santuario de Caprieny (provincia de Orhei).]

Quercus anselmii (canariensis x cerrioides) se caracteriza por sus hojas medianas 7 x 3. 5 cm, olblogo-obovales, onduladas en sus laterales, con bordes coriáceos con dientes triangulares regulares de aspecto parecdio a las de Q. fontquerii, pero menores. Fue citado del Tibidabo (la Rabassada) por SENNEN, ORIOL DE BOLÓS y C. VICIOSO. Creo haberlo visto por algún punto del valle de Can Borrell (o de Gausac). [Y en la Tela, en Granollers] pro parte canariensis ovata x cerrioides. Y unos ejemplares magníficos, pro parte canariensis salzmanniana x cerrioides, pueden verse antes de Can Cortés, veninedo de la carretera de la Rabassada, en el lado de abajo de la carreterita asfaltada y llana en este tramo conocido como El Rabassalet.
Alguna vez adopta en todas sus hojas una tonalidad púrpura por el envés. (var. atrovirens*). He hallado sólo tres ejemplares reunidos en una zona muy pequeña de los valles de San Just.
El super-híbrido, por otro lado, entre Q. viverii y Q. canariensis parece abundar en algunas zonas (Can Puig, Santa Creu).
Son más aparentes los híbridos de Quercus viverii con Q. huguetiana (=Q. elisae), especialmente en la zona de la Font Groga, y en algunos puntos de Can Catà y de Can Jané. Hay que ver los árboles de los alrededores para cerciorarse del origen de un determinado híbrido, especialmente en este caso. También llegan a poder discernirse los híbridos entre Quercus viverii y Quercus petraea, entre Quercus viverii y Quercus huguetiana, y entre Quercus viverii y Quercus petraea x huguetiana.
Un híbrido muy localizado (umbría de Can Ferrer) es Quercus viverii x humilis.

Supongo que Quercus elisae, descrito por FRIES, puede subdividirse en tres variedades. La var. major* = elisae (=canariensis mirbeckiii x robur pedunculata x huguetiana) se distingue por sus hojas grandes (15-19 cm), claramente y regularmente lobuladas y no muy reducidas en la base, es decir, no obovales o triangulares. Tienen pocos nervios laterales (7), muy marcados, al igual que el principal, que sobresale mucho en el envés. Los nervios más apicales hacen un ángulo más agudo o antrorso. Hay pocos lóbulos laterales (5) y son poco profundos (no llegan a la cuarte parte de su posible recorrido hasta el nervio central). Tampoco son convexas. Casi todas las hojas de un mismo árbol son homogéneas y el lobulado es más intenso que en las hojas grandes de Q. viverii. Los poedúnculos florales pueden llegar a 5 cm de largo. Recuerda a Quercus cantabrica (pyrenaica x petraea X robur var. broteroana), pero puede tener los lóbulos más agudos e incluso acuminados al estilo de Q. cerrioides, al que dobla en tamaño de limbo. Q. elisae major tiene las hojas mayores con limbo de 16 x 7,5 cm y con pecíolo de 3 cm de longitud.
La var. media* (canariensis carpinifolia x robur pedunculata x huguetiana x petraea) tiene hojas menores (8-10 cm) con 5 lóbulos laterales también poco marcados.

Las dos variedades pueden hallarse en Els Turons de Can Pascol, o en la umbría sub-culminal de Vista Rica, por ejemplo. En la zona de la Font Groga pueden hallarse la var. major y la var. media. La variedad típica que se halla en la umbría de la Font Groga tiene las hojas cortamente pecioladas, con limbo (15 cm) oboval, apenas lobulado, con lóbulos poco marcados. Un ejemplar muy caracterítico de la var. majo se ubica en el fondo de la Font de Mossèn Cinto, al Oeste del apeadero de Vallvidrera.

Grupo de Quercus faginea
—alpestris
—faginea ssp. faginea var. faginea (f. pl.)
— — var. nummularia
—ssp. valentina
—faginea x anselmii
—faginea x fontquerii (=tubauii) cf. fontquerii
—faginea x pubescens (=subpyreniaca)
— subpyreniaca x canariensis
— subpyrenaica x viverii
—faginea x huguetiana (=salcedoi)

El área “normal” de didribución de Quercus alpestris) abarca Extremadura, Andalucía (Sierra Morena, Serranía de Ronda, Sierra de Antequera, Serranía de Ronda) y Ciudad Real. Los ejemplares cuyas muestras vi en el herbario de RJBM, determinados por el mismo C. VICIOSO, tenían hojas elípticas, marcadamente festoneadas, con muchos nervios, casi paralelos (al contrario de lo que el mismo autor asegura por escrito), siendo frecuente, eso sí, los sinusales. La variedad de hojas alargadas sí tenía nervios dispares, no paralelos, dispuestos en direcciones muy divergentes aún entre los mismos más contiguos. Pueden verse algunos Robles parecidos, pero con menos nervios y sin apenas nervios sinusales, en la zona de Can Sauró, hacia la colina de Llevallol. También, y con ambas variedades, en la zona situada al Norte del Pla de les Bruixes, hasta casi Can Planes. Puede asimilarse a una subespecie de Quercus faginea, como propone AMARAL FRANCO en Flora Iberica.

El Quejigo Menor (Quercus faginea) es escaso en Collserola. En la umbría del Puig Pedrós de Rubí algún ejemplar presenta hojas que creo típicas. (3 x 1,7-1,21 cm) con pelos estrellados anemoniformes largos, muy abundantes en el envés, y simples, más o menos fasciculados, sobre el nervio principal. Con pecíolos cortos (2 mm) tomentosos (pelos largos, simples, entrecruzados), con raquis algo rojizo. En invierno (febrero) conserva algunas hojas verdes, y muchas secas en las ramas. No se entiende cómo se denominó Quercus faginea a una especie ninguna de cuyas partes se parecen al Fagus. Está relegado a la franja Norte, baja y cálida del macizo, y a la zona alta de la finca del Marqués de Sentmenat. Pero abunda más en la ladera del Vallès Occidental, por ejemplo, hacia Rubí o Bellaterra. Sospecho que también se trata de un grupo de híbridos o de subespecies heterogéneo, pues algunos ejemplares presentan hojas peludas y otros totalmente imberbes (x petraea x ¿congesta?). Los lóbulos son, en estos casos, siempre muy agudos, cuspidados. De hecho, esta especie parece reproducir las características de otras por separado (calvescens, canariensis, cerrioides, humilis, montserratii, petraea, pyrenaica, robur, etc.) en miniatura, como a 1/3—1/8 de su tamaño original.
El caso más raro es el de algunos ejemplares del valle al SW del Coll de la Vinyassa, cerca de la Font del Canyet. Todas sus hojas tienen 2 cm, son elípticas-orbiculares y sólo muy ligeramente festoneado-lobuladas. Me aventuro a bautizarlos como Quercus nummularia* (=Quercus faginea var. nummularia). Se parecen a algunos ejemplares del collado situado al NE del Turó de l’Espinagosa (y que algunos referimos como Plaza de Pino y que se ha reabutizado c9on su demominaciçon antigua de Basses d’en Barral), o al de cerca, al NE, de la cima del Turó d’En Cors, o, ya muy lejos del macizo, a otros de Alpens (Lluçanès). Pero los de la Font del Canyet tienen aún mucho menos marcados los lóbulos. Algo increíble, sin embargo, es que, por ejemplo, el ejemplar subculminal del Turó d’En Cors tenga en el mes de diciembre de 2004 hojas sinuadas normales, cuando en la primavera las tenía casi orbiculares y enteras. También cerca de la Plaza del Pino un ejemplar ha pasado a parecerse en el otoño de 2005 a Quercus tubaui, otro a Quercus subpyrenaica y otro a Quercus faginea más normal.
Por otro lado, algunos ejemplares cercanos a Can Caralleu, ya sea en la finca del Marqués de Sentmenat o en el lado superior de la carretera de las Aguas, podrían adscribirse al híbrido entre Q. anselmiii x Q. faginea. Y en otros casos al superhíbrido anselmiii x faginea x pyrenaica x cerrioides x calvescens, que, en definitiva es Quercus humilis.
La antes denominada ssp. valentina se caracteriza por aspecto casi de Quercus coccifera por sus hojas coriáceas de color verde claro mate. Yo creo en esta subespecie, si es que hay que creer en las subespecies como variedades distribuidas uniformemente por grandes subzonas geográficas. Asombra verla en la Cataluña interior, por ejemplo en Albagés. Podría estar presente en la umbría del panatano de Vallvidrera, al lado de la pista que une la Plaza del Pino con el collado de Can Cuiàs. Pero como sólo se trata de un rebrote, habrá que dar tiempo y esperar tener suerte para que no lo eliminen las supuestas autoridades del supuesto parque.

Algunos de los ejemplares cercanos a Cal Isart representan al Quercus subpyrenaica (faginea x pubescens) típico. También algún ejemplar de la Floresta, y en la franja entre l’Hospital General de Catalunya y Sant Cugat (el Colomer), muchos en la vertiente umbría de la Rierada (debajo de Can Rocamora), así como algún otro de la zona de Sant Cerbià podrían representar a este taxón. Entre Can Castellví i Les Escletxes puede deducirse que aparecen híbridos entre Quercus canariensis (incl. desmotricha) y Q. subpyrenica. El magnífico árbol junto al puente de la riera de Valldoreix, antes de la carretera de Rubí a El Papiol, al NE del Puig Pedrós de l’Obac, debe atribuirse a la hibridación entre Quercus subpyrenaica y Quercus viverii. De hecho, presenta muchas características del primer progenitor hacia la primavera, y muchas del segundo, hacia el otoño. En general puede decirse que es el Roble dominante en el cuadrado NW del macizo. De hecho tengo mis dudas acerca de Quercus subpyrenaica, una especie descrita superficialmente por HUGUET DEL VILLAR. Por lo que he visto en la zona subpireniaca y de la Serralada Transversal entre la Garrotxa i el Montseny, lo que abunda más y podría describirse como Q,. subpyreniaca, parece ser un híbrido entre Q. viverii x pubescens.
Al híbrido entre Q. faginea x huguetiana se le conoce como Q. salcedoii. En la interesantísima loma situada entre Can Gelabert y La Salut hay algún ejemplar que podría corresponder en parte a este híbrido y más precismante al híbrdio entre faginea x huguetiana x. pubescens cuneata.

Algo que podría parecer el híbrido faginea x tubaui por ahora lo bautizo como Quercus juliana. El ejemplar tipo se halla junto al túnel antes de la estación de Rubí, cerca del lago, hacia el Este. Es un árbol hermoso, con hojas de roble de tamaño menudo. Son mates y oscuras, pero con pelusilla gris. El limbo es de unos 4 x 2.5 cm. Las hojas son muy abundantes, con nervio central amarillento muy prominente y pocos nervios secundarios (5 auténticos y 3 sinusales en la base). Las ramas de los pelos fasciculados casi estrellados tienen de 200 a 300 micras, y van en todas las direcciones, manteninéndose como en un plano. Pero los hay más largos, fasciculados, de hasta 1 mm, en direcciones separadas menos de 90 º y como dentro de un cono. Su base puede ser de color castaño clara brillante, y puede haber pequeñas evaginaciones a modo de microvilli puntifomres a todo lo largo. También hay pelos casi estrellados, de ramas separades más de 180º, de unas 200 micras de longitud por 30 de grosor. Y unos curiosos pelos bífidos a modo de cuernos de búfalo, de casi 200 micras cada rama. Entre los bífidos los hay también más largos, de ramas de 400 micras, y cruvados no siempre en la misma dirección a la largo de su trayecto. U otros de 350 micras, juntos en la base y por su ápice, algo convexos. Y hay también pelos tricornes de unos 200 micrómetros también, siendo dos de las ramas casi opuestas y todas en forma cónica como de cuerno de búfalo, anchos en la base trífida. También hay algun pelo simple de 200 micras por 20 de grueso, brillante, transparente, con alguna franja media de color castaño claro, con microvilli.


Grupo de Quercus robur
—robur ssp. pedunculata
— x petrae ssp. huguetiana (=rosacea)
— x humilis (=kernerii)
— x petrae x pyrenaica (=cantabrica)
— x cerrioides (=montserratii)
— ssp. broteroana x petrae var. laciniata (=secalliana)
— x fontquerii x faginea (=tubauii)

En el collado al N del Turó de Llevallol hay algunos ejemplares muy jóvenes cuyas hojas recuerdan mucho a Quercus robur. Ya que las hojas son siempre lampiñas y tienen pocos nervios secundarios, parecen pertenecer a al ssp. pedunculata. En Valldoreix, LLORENÇ SÁEZ, ha encontrado un ejemplar en un fondo de valle atribuible también a esta variedad. Dentro del grupo de Quercus robur, hay híbridos autóctonos tales como Quercus rosacea (=petraea x robur), o Quercus kernerii (=humilis x robur), o Quercus cantabrica (petraea x pyrenacia x robur ssp. broteroana) o Quercus montserratii (=cerrioides x robur), que de forma relictual pueden hallarse en el macizo en las umbrías o en valles sub-culminales.
Q. rosacea (pro parte huguetiana x robur) probablemente se halle en la umbría sub-culminal, detrás de la torre Norman Foster y en el fondo de valle al Oeste de la Font de la Budallera, hibridado quizá con Quercus viverii.
Q. secalliana (= petraea ssp. laciniata x robur ssp. broteroana) se halla en la umbría de la Font Groga, siendo muy escaso, y probablemente alóctono.
Q. kernerii puede hallarse en la umbría de la cresta sobre Vista Rica, cerca de Can Catà, y en la ladera oriental del Puig Madrona.
Q. cantabrica puede hallarse en la umbría de la Font Groga, recorriéndola por la pista que desciende por su vertiente más meridional.
Q. montserratii, tan característico al parecer en las sierras del Maresme, creo que se halla aquí también, en concreto, en la umbría del Turó de Llevallol, y apenas un rebrote en la parte alta de la finca del marqués de Sentmenat. Destaca por sus hojas sentadas, con limbo de lóbulos triangulares grandes por los escasos nervios secundarios poco paralelos. En el collado al norte del Turó de Llevallol parece hibridarse con Quercus subpyrinaica. En la interesantísima loma situada a medio camino entre Can Gelabert y La Salut, hay más de un ejemplar cuyas hojas recuerdan a los Quercus petraea de Turquía. Se comportan todo el año como semi-perennifolios. Los pelos parecen ser fasciculados (aunque en el haz algunos parezcan estrellados). La verdad es que tengo muchas dudas aún respecto a esta especie, que a menudo aparece al aldo de la var. infirma del Quercus canariensis. En la Serra de Marina parece ser algo semi-perennifolia, por lo que más que resultado de la hibridación entre Q. robur x Q. cerrioides, parece el de ambos con Q. canariensis.

Unos ejemplares de la umbría de la Font Groga, en la senda que sube a Vista Rica y en la pista bastante plana que se dirige hacia La Mina, tienen hojas lobuladas mucho más anchas en la base que en el resto. Los lóbulos redondeados tienen senos que llegan hasta casi la mitad del limbo. Ambos son muy romos. Por el envés tienen algunos pelos fasciculados cerca del nervio principal. La hoja es mediana, y algo abombada, poco recia, membranosa. Destaca, en otoño, la coloración amarilla alternando indiscriminadamente con el verde oscuro en muchas partes de la hoja. Parece ser un híbrido entre Quercus carrissoana x kernerii, que me atrevo a bautizar como Quercus deltoidea*, aunque algunos opinarán que se trata de una simple variedad de Quercus humilis. Y algunos años en la primavera sus hojas sí tienen apariencia de pertenecer a esta especie. En otoño, en cambio, suelen adoptar la forma y caracteres mucho menos diferenciados. A la hibridación de Quercus robur (de hojas medianas) con Quercus canariensis (de hojas medianas) A. CAMUS en 1935 la bautizó como Q. x carrissoana. Prefiero reservar este epíteto para ejemplares de hojas ob-triangulares romas, como los de más arriba de Can Bell, siguiendo la carretera de la Rabassada. [Esta hibridación había sido observada por O. SCHWARZ. Como C. VICIOSO no pudo encontrarla, concluyó, precipitadamente, que no podía existir en Cataluña. Confiaba en que no habiendo Quercus robur en las inmediaciones en estado puro, no podía haber híbridos. Pero lo mismo aplicado a Quercus pyrenaica nos llevaría a un callejón sin salida para cientos de ejemplares]. De todos modos, como conclusión provisonal (otoño de 2005) todo este grupo de Quercus de hoja pequeña o mediana, ancha, casi ob-triangular, irregularmente abarquillada, mate, con pelusilla parda, puede pasar a Quercus tubauii, excepto la var. infirma* de Quercus canariensis, que se acercarñia mucho al Quercus carrisoana.



La presencia de especies caucásicas consideradas hasta el momento alóctonas, pero con una presencia puntual en estado asilvestrado, puede haber pasado por alto a los especialistas que han recorrido de modo esporádico el macizo, acompañados por los “escépticos” botánicos locales que tenían por delirantes las determinaciones de los especialistas acalorados. Tal es el caso de Quercus castaneifolia y de Quercus freinetto. Sólo he creido ver dos ejemplares que recuerden a Q. castanaefolia: uno en la vertiente levantina de Els Turons de Can Pascol, y la otra en la umbría de la Font Groga. Sus hojas deberían ser muy coriáceas, del tamaño y forma de las del Castaño, y glabras por abajo (excepto encima del nervio central, donde hay una pelusilla de color beige). La corteza debería ser negra y lisa. Pero, bien pudiera tratarse de una especie de alucinación fantasmagórica pasajera, porque habiendo vuelto a esos lugares hallé Robles bien diferentes de cómo los recordaba con precisión.
Muy reducido ha sido también el grupo de Quercus frainetto. Los árboles de menos de 4 m de alto, y con hojas de tamaño reducido (<7 cm) se localizaban en la vertiente soleada levantina de Els Turons de Can Pascol. Probablemente se trate del híbrido Quercus montserratii x subpyrenaica. Alguno de los Robles de La Tamarita (Sant Gervasio) también parece tener hojas atribuibles a esta especie (o a Q.hartwisiana) o a su hibridación con Quercus calvescens y Q. montserratii. Alguna autoridad botánica debería aclarar algún día las difernecias entre Quercus hartwisiana y Quercus montserratii. Como conclusión paradójica, puede afrimarse que este grupo parecido a Q. fraineto o Q. hartwisina no es más que una colección de Quercus viverii juvenil, que aún no presenta las hojas grandes.

[Grupo de Quercus alóctonos (cultivados)]
—robur ssp. pedunculata
— var. pyramydalis (=fastigiata)
—rubra var. borealis maxima
—coccinea
—palustris
—cerris
—pseudoturnerii (cf. pubescens)

En cuanto a las especies cultivadas, fácilmente identificables en estado puro, son los ejemplares de Carballo, Quercus robur. En la Plaza Molina puede haber sido plantado o crecer de modo natural (como apunta la familia del político PASQUAL MARAGALL). Debe tratarse de la ssp. pedunculata, de hojas mates. Hay algunos ejemplares, con certeza total plantados recientemente en el Parc de l’Oreneta, justo por debajo de la zona del mini-ferrocarril. Éstos y otros ejemplares, en esta ocasión magníficos, de hojas muy grandes y que pueden contemplarse en la zona central del Parque Cervantes, deben pertenecer a la variedad pyramidalis (=fastigiata). En el Parque Cervantes hay también otros ejemplares de hojas medianas, pero todos los de este grupo tienen hojas totalmente sésiles, glabérrimas y de un verde muy claro y brillante. Las ramas floríferas son más largas que las hojas. Hay un ejemplar recientemente plantado en La Floresta (Plaça Pont del Diari) y en el recinto del cementerio de Collserola.
No hay dudas tampoco sobre el origen exótico de Quercus rubra, el Roble Americano, en las cercanías de Can Catà, y en el fondo del valle de Sant Iscle de les Feixes, ya cerca de la Font Nova, a pesar de hallarse mezclado en el bosque natural. En esta última localidad, hay un ejemplar alto de unos 15 m, con tronco muy recto, de unos 40 cm de diámetro, con corteza blanquecina, con placas verticales irregulares, de unos 5 cm de ancho por 40 cm de largo cada una. Los lobulillos apicales de los lóbulos laterales son en frorma de triángulo equilátero. Debe tratarse en todo los casos de la variedad borealis maxima, al decir de la jardinería MASÓ-NAVARRO, de Sant Cugat. Ellos han suministrado buena parte de los árboles plantados en jardines públicos del ámplio término municipal de Sant Cugat.
Pero, al lado mismo, hay otro ejemplar parecido, esta vez de Quercus coccinea. Su tamaño es parecido, pero su corteza no. Es gris. Sus placas son de sólo 2 cm de ancho, de modo que tiene un aspecto parecido al de las Robinia pseudoacacia. En la plaza del monasterio de Sant Cugat y en Vallparc se han plantado, junto a Encinas, ejemplares pertenecientes a esta especie. Hay algun otro ejemplar dentro del recinto de Cal Borni, vivero municipal situado en la vertiente oriental del Tibidabo. Se distingue también por sus hojas con los lóbulos laterales más estrechos, dejando espacios sinusales mayores que ellos y por sus lobulitos apicales en forma de triángulo isósceles de base muy estrecha.
En el Parc del Colomer, en Sant Cugat hay algunos ejemplares que prometen ser magníficos, posiblemente de Quercus palustris Muenchh. [1770], oriundo del NE de los Estados Unidos. Las hojas permanecen pegadas a las ramas en invierno, aunque bien secas y grises. La corteza es bastante lisa y con grietas poco profundas, paralelas y algo verdes.
Finalmente, hay pocas dudas sobre un ejemplar, al menos, de Quercus cerris L. plantado en la orilla superior oriental del lago de Rubí (dels Alous de Baix).




 
Los grandes árboles atraen la lluvia y evitan los aludes de tierra.
Imagen
Página en construcción.
AGRADECIMIENTOS

A EDUARD PARÉS I ESPANYOL, por facilitarme desde Medi Ambient (Generalitat de Catalunya) datos acerca de los árboles de Collserola, y por haberme regalado la obra, clave, de CARLOS VICIOSO.

A EMILIO BLANCO CASTRO (Madrid), por animarme a escribir sobre este tema y por facilitarme material bibliográfico.

Al GARDEN-CENTER MASÓ-NAVARRO, por orientarme en la clasifiación de los Robles plantados en Sant Cugat.

Al Dr. JEAN-LOUIS HÉLARDOT, por su interés y comprensión acerca de este difícil tema.

A DOMINIQUE BÉZIAT, por sus críticas sólidas acerca de las variedades de Quercus pubescens


A RAFAEL ROMERO MOHEDANO, por su interés y comentarios desde Córdoba, que pronto serán desde Collserola, espero.

-------------------------------------------

BIBLIOGRAFÍA

• Amaral Franco, J. do: “Quercus.” Flora Iberica, vol.2. Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC). 1990. Madrid

• Bolós y Vayreda, Antonio: “Vegetación de las comarcas barcelonesas”. Instituto español de estudios mediterráneos. CSIC. 1950. Barcelona

• Bolós, Oriol de & Vigo, Josep: “Flora dels Països Catalans”. vol. 2. Edit. Barcino. 1990. Barcelona

• Camus, A. D. “Monographie du genre Quercus”. Encyclopédie de sylviculture : vol. 6-8. Edit. P. Lechevalier. 1936-1954. Paris.


• Huguet del Villar, Emilio: “Estudio sobre los Quercus del oeste mediterráneo”. Anales del Instituto Botánico Cavanilles 15: 3-114. 1957. Madrid.

• López Lillo, A & Sánchez de Lorenzo, JM. “Árboles en España- manual de identificación”. 2001, Mundiprensa.

• Malagarriga FSC, Teodoro: “Flora analítica de Barcelona”. La Salle Bosanova, 1965. Barcelona

• Masclans, F : « Guia per a conèixer els arbres ». Edit. Montblanch-Martín. 9ª ed. 1990. Barcelona

• Ríos Calvet, Jaume. « Corologia de la flora vascular de Collserola ». 1997, UB. Tesis nº 42 T.M. 545 (microficha). ISBN 84-475-1659-8.

• Rivas Martínez, Salvador & C. Saénz: “Enumeración de los Quercus de la península ibérica”. Rivasgodaya: 6 (101-110). 1991. Madrid.

• Schwarz, O. “Sobre los Quercus catalanes del subgénero Lepidobalanus Oerst. “ Cavanillesia 8: 65-100. 1936. Madrid.

• Villar, Luís & Sesé, JA & Fernández JV: Flora del Pirineo Aragonés. 1997, Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón & Instituto de Estudios Altoaragoneses.

• Vicioso, C: “Revisión del género Quercus en España”. Boletín del Instituto Forestal de Investigaciones y Experiencias: 51(194 pp). 1950. Madrid.

•http://www.inra.fr/Internet/Centres/Dijon/malherbo/fdf/consult.htm

• http://jeanlouis.helardot.free.fr


----------------------------------------


LISTA ABREVIADA DE TÁXONES




1. anselmii (=canariensis x cerrioides)
2. anselmii x faginea
3. calvescens (humilis x petrae)
4. calvescens x cerrioides
5. calvescens x pyrenaica
6. calvescens x viverii
7. canariensis carpinifolia
8. canarinseis carpinifolia x faginea
9. canariensis carpinifolia x montserratii
10. canariensis carpinifolia x numantina
11. canariensis elongata
12. canariensis fissa
13. canariensis fissa x petreae plathyphylla
14. canariensis ovata
15. canariensis ovata x faginea
16. canariensis psudocastanea
17. canariensis pseudocastanea x viverii
18. canariensis salzmanniana
19. canariensis salzmanniana x cerrioides
20. canariensis salzmanniana x faginea
21. cantabrica (broteroana x petrae x pyrenaica)
22. castaneifolia
23. cerrioides (subpyreniaca x canariensis)
24. cerrioides x calvescens
25. cerrioides x huguetiana (=costae)
26. cerrioides x petreae
27. coccifera
28. coccifera coccifera angustifolia
29. coccifera subintegrifolia
30. coccifera x ballota (rouxii)
31. coccifera x ilex (auzendii)
32. coccinea
33. costae (cerrioides x huguetiana)
34. deltoidea (carrissoana x kernerii)
35. desmotricha (canariensis x humilis)
36. desmotricha x faginea (=senneni)
37. elisae major (canariensis mirbeckii x robur pedunculata x petrae hugetiana)
38. elisae media (canarienis carpinifolia x robur pedunculata x petrae hugetiana x petrae petrae)
39. elisae minor (=carrissoniana) (canariensis ovata x robur pedunculata x petrae petrae) =tubauii
40. elisae x fontquerii
41. faginea
42. faginea nummularia
43. faginea x calvescens
44. faginea x canariensis carpinifolia
45. faginea x canariensis ovata
46. faginea x carrissoniana
47. faginea x cerrioides
48. faginea x petreae platyphylla
49. faginea x pubescens cuneata
50. faginea x robur
51. faginea x cuneata x petrae x huguetiana (= p.p salcedoii)
52. faginea x santiverii
53. faginea x cuneata
54. faginea subpetrae (faginea x petrae)
55. firmurensis (pyrenaica x humilis) var. santiverii
56. fontquerii (canariensis x pyreniaca)
57. fontquerii var. laciniata
58. fontquerii (brachyloba x carpinifolia)
59. fontquerii (calvescens x pyreniaca)
60. fontquerii x elisae
61. fontquerii x humilis
62. fontquerii x petreae
63. frainetto
64. hartwisiana
65. huguetiana
66. humilis (=pubescens) palensis
67. humilis cuneata Gavioli [1935]
68. humilis cuneata x cerrioides
69. humilis cuneata x faginea
70. humilis palensis x elisae
71. ilex ballota ballota
72. ilex ballota grandifolia
73. ilex ballota parviflora
74. ilex ballota planifolia
75. ilex ballota rotundifolia
76. ilex ilex ambigua
77. ilex ilex ambigua f. subcrispa
78. ilex ilex ambigua x suber macrocarpa
79. ilex ilex calycina
80. ilex ilex crispata
81. ilex ilex gracilis
82. ilex ilex grandifolia
83. ilex ilex ilex
84. ilex ilex ilex x ilex ilex x ambigua
85. ilex ilex ilex x ilex ilex vulgaris
86. ilex ilex lanceolada
87. ilex ilex laurifolia
88. ilex ilex marcetii
89. ilex ilex medinensis
90. ilex ilex oblongifolia
91. ilex ilex oleifolia
92. ilex ilex ovifolia
93. ilex ilex ovifolia x coccifera x ambigua
94. ilex ilex planifolia
95. ilex ilex revoluta
96. ilex ilex serrulata
97. ilex ilex vulgaris
98. ilex ilex vulgaris x ilex ballota rotundifolia
99. ilex x faginea broteroii (senneniana)
100. ilex x suber (morisii)
101. ilex x suber x ilex (morisiformis)
102. morisiformis f. crispulosa
103. kernerii (humilis palensis x robur pedunculata)
104. lanuginosa cuneago
105. lanuginosa x canariensis carpinifolia
106. legionensis (pyrenaica x huguetiana)
107. montserratiii (robur x cerrioides)
108. numantina (pyreniaca x faginea)
109. numantina x pubescens cuneata
110. numantina x fontquerii
111. palustris
112. pauii (cerrioides x faginea x fontquerii)
113. petreae petreae cuneiforme
114. petreae petreae cuneiforme x canariensis carpinifolia
115. petreae petreae laciniata
116. petreae petreae laciniata x elisae minor
117. petreae petreae laciniata x elisae major
118. petreae petreae laciniata x pyrenaica brachyloba
119. petreae petreae platyphylla
120. petreae petreae platyhphylla canariensis carpinifolia
121. petreae petreae platyphylla x pyreniaca
122. petrae x huguetiana
123. pseudoturneri (robur x ilex)
124. pyrenaica brachyloba x petreaea x faginea
125. pyrenaica x calvescens
126. pyrenaica x cerrioides
127. pyrenaica x viverii
128. robur broteroana
129. robur estremadurensis
130. robur pedunculata
131. robur pyramidalis (=fastigiata)
132. rosacea (robur x petrae)
133. rubra borealis maxima
134. secalliana (petrae laciniata x robur broteroana)
135. subalbescens
136. suber suber
137. suber macrocarpa
138. subpyreniaca (faginea x humilis)
139. subpyrenaica x faginea
140. trabutii (pyrenaica x petrae)
141. tubauii (fontquerii x faginea)
142. virginiana fusiformis
143. viverii (calvescens x elisae)
144. viverii x humilis
145. viveri x canariensis pseudocastanea


------------------------------------


ESPECIES PRINCIPALES (AUTÓCTONAS)


1. calvescens
2. canariensis
3. cantabrica (robur x trabutii)
4. castaneifolia
5. cerrioides
6. coccifera
7. deltoidea*
8. desmotricha
9. elisae (minor*=carrissoana, media*, major*)
10. faginea
11. firmurensis
12. fontquerii
13. huguetiana
14. ilex ballota
15. ilex ilex
16. kernerii
17. legionensis
18. montserratii
19. nummularia*
20. petraea
21. pubescens palensis
22. pyrenaica
23. robur
24. rosacea
25. secalliana
26. suber
27. subpyrenaica
28. trabutii
29. viverii


----------------------------

ESPECIES ALÓCTONAS

1. castaneifolia ?
2. cerris
3. coccinea
4. frainetto
5. ilex ballota parvifolia
6. palustris
7. pseudoturnerii
8. rubra borealis maxima
9. senneniana
10. virginiana fusiformis
------------------------------


.

 
 
currículum
ALEXIS ROSELL